Cuevas visigodas Valdecanales

Oratorio rupestre visigodo de la Finca Valdecanales

 

La finca cuenta con un monumento nacional declarado de interés cultural, se trata de un oratorio rupestre Visigodo en el que vivieron los monjes visigodos.

El conjunto fue declarado Patrimonio Nacional el 21 de marzo de 1970 por su alto interés cultural mediante el decreto 1052/1970Su construcción se fecha en los siglos VI-VII, y destaca por ser el único hipogeo visigodo del sur de España y por tanto mas meridional de Europa.

La localización de estos hipogeos visigodos se encuentra en el transcurso de un antiguo camino que comunicaba la capital visigoda Toledo con Granada, pasando por Úbeda, lo que hace pensar que posiblemente su misión era acoger a los transeúntes que pasaban por la zona.

El complejo consta de 3 cuevas, una principal y otras dos anexas a esta. La mas grande, es la que debió ser la basílica, utilizada como el lugar central para las celebraciones. La segunda cueva es la fue seguramente la vivienda de los monjes visigodos y la tercera parece que fue un baptisterio u oratorio. 

Cuevas Valdecanales

Si analizamos las características arquitectónicas, cabe destacar que aunque muy erosionadas por el paso del tiempo y su conservación a la intemperie, se pueden apreciar los diferentes elementos arquitectónicos sin gran dificultad, y que se mantiene su forma y estructura, lo que nos permite adentrarnos a contemplar la arquitectura y lo que debieron ser restos de las pinturas visigodas.

En la fachada se pueden observar 12 arcos de herradura, con unos dibujos grabados en la roca en forma alargada, por encima de estos una cornisa erosionada que debió servir de protección para la entrada a las cuevas.

El interior de cada cueva presenta bóvedas de cañón sobre pilastras cuadradas, que tienen una greca en las líneas de arranque de los arcos transversales. 

Como sabemos los visigodos organizaron su reino en entidades territoriales, llamadas provincias Condado. La demarcación que le seguía era el Territorium, y es aquí donde se desarrollaron los monasterios, ejemplo de ello este Oratorio.

Se cree que además de las funciones de acogida a transeúntes y litúrgicas, en la etapa posterior a los visigodos fue utilizado como aposento por los musulmanes.

Por último se puede observar que el conjunto se sitúa en una zona de tierra arcillosa, característica de la finca, dónde este complejo aparece excavado en un estrato de arenisca y protegido con rocas de granito.